Hacienda concluye que Gürtel regaló a la familia Mato-Sepúlveda 477.000 euros

La Agencia Tributaria ha remitido un informe al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en el que acredita que Jesús Sepúlveda, exalcalde del PP de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y exesposo de la ministra de Sanidad, Ana Mato, recibió de la trama Gürtel “entregas de dinero,viajes y otras prestaciones en su favor o en el de miembros de su familia”. Estas ganancias, que fiscalmente tienen la consideración de “ganancias patrimoniales” y están por tanto sujetas a impuesto.

Según el informe, entre los años 2002 y 2005, Sepúlveda cobró en sobres 477.090 euros, a razón de unos 6.000 euros mensuales. Sin embargo, las cuotas defraudadas por este concepto no superan el límite de 120.000 euros, umbral en el que la defraudación fiscal se convierte en delito.

El informe, que fue solicitado por el juez a los inspectores de Hacienda el pasado 29 de abril, hace referencia a los años 2000 a 2005, periodo en el que la actual ministra de Sanidad y el exalcalde de Pozuelo seguían siendo matrimonio, aunque según Mato, en 2000 se habían separado de hecho.

El cuarto informe emitido por la Agencia Tributaria sobre Sepúlveda, considera probado 1401188260_083352_1401188702_noticia_normalque la trama corrupta liderada por Francisco Correa “también pagó gastos de la campaña electoral” del PP de Pozuelo en las elecciones municipales de 2003. Estos importes, según las conclusiones de los inspectores de Hacienda, “no pueden tener consecuencias fiscales para Sepúlveda sin perjuicio de las que puedan existir a efectos de otros delitos, o para otras personas o entidades”.

El análisis de los técnicos, de 382 páginas que incluyen anexos documentales, concluye que la empresa Constructora Hispánica pagó comisiones a Correa y que “la contratación del Ayuntamiento de Pozuelo con sociedades de Correa se manipuló y ocultó parcialmente por medio de empresas interpuestas”.

El valor de lo recibido por Sepúlveda de la trama Gürtel asciende a 546.457 euros, de los que 477.090 corresponden a entregas en metálico y el resto a regalos en forma de viajes, fiestas familiares y otros conceptos, según el equipo de la Organización Nacional para la Investigación del Fraude (ONIF). En esta cantidad no se incluyen las cantidades pagadas para financiar la campaña electoral del exalcalde de Pozuelo en 2003. “Las cantidades percibidas están muy lejos de poder generar una cuota por IRPF presuntamente defraudada superior a 120.000 euros”, constatan los técnicos tributarios.

Además, en las bases de datos que maneja Hacienda constan cuatro vehículos –un BMW 523-i, un Jaguar, un Jeep Grand Cherokee y un Range Rover- por valor total en alquiler con opción a compra de 124.659 euros.

En una entrevista concedida a este periódico mediante cuestionario y sin posibilidad de repreguntar en febrero de 2013, Ana Mato aseguró que siempre supo que ambos pagaban los viajes y las fiestas familiares.“Siempre he sabido que todos los viajes de mi familia los pagábamos mi exmarido o yo misma”, declaró entonces. El informe  de Hacienda desmiente radicalmente esta versión.

El informe analiza un regalo de 610 euros que recibió Ana Mato personalmente de la trama Gürtel en 2003, aunque exime de responsabilidad fiscal a la ministra. Este obsequio, según Hacienda, se debe imputar fiscalmente a Sepúlveda. “Se ha de suponer que la organización de Correa tiene esta atención con la señora Mato por la relación que (la organización) mantiene con Sepúlveda, razón por la que se computaría fiscalmente a él”. En aquella época, Mato era senadora y, según Pablo Crespo, número dos de la trama corrupta, era la persona encargada en el partido de la organización de las campañas electorales.

fuente: El País.

El Tribunal de Derechos Humanos condena a Irlanda por abusos sexuales

El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ha condenado este martes al Estado irlandés a pagar una multa de 30.000 euros en concepto de daño moral y material y otros 85.000 por los gastos derivados del proceso porque consideran que su sistema educativo no protegía suficientemente a las víctimas de abusos sexuales en las escuelas católicas en la década de 1970.

El veredicto supone una victoria para Louise O’Keeffe, una irlandesaque tenía seis años cuando en 1973 fue víctima de repetidos abusos sexuales por parte del director de la escuela católica en la que estudiaba, financiada por el Estado. O’Keeffe mantenía, en contra de la opinión de las diferentes instancias judiciales irlandesas, que el Estado no hizo lo suficiente para proteger a los alumnos de estos colegios.

Once de los 17 jueces de Estrasburgo que dictaron sentencia le dieron la razón y consideraron que Irlanda “no cumplió su obligación de proteger a O’Keeffe contra los abusos sexuales”. La Corte sentenció que “la protección de los niños contra los malos tratos constituye una obligación inherente al Estado” y que O’Keeffe no tuvo la oportunidad de que se reconociera esa responsabilidad en las jurisdicciones nacionales.

En sus diferentes veredictos, los tribunales irlandeses habían considerado que, pese a que el Estado pagaba a la iglesia por los colegios donde estudiaban la mayoría de los niños en aquel momento, no cometió ninguna negligencia. Se escudaban en la tradición educativa del país, que data del siglo XIX. El director de la escuela que abusó de O’Keeffe fue denunciado también por otros alumnos y está condenado en su país por 386 abusos cometidos contra 21 estudiantes.

Estrasburgo señaló que el Estado había recibido denuncias desde losaños setenta sobre el comportamiento de este director y que, pese a ello, siguió confiando la enseñanza a esta institución “sin ningún mecanismo efectivo de control” por parte de las autoridades.